Skip navigation

Monthly Archives: febrero 2013

En la mitología griegaMedusa (en griego antiguo Μέδουσα Médousa, ‘guardiana’, ‘protectora’)1 era un monstruo ctónico femenino, que convertía en piedra a aquellos que la miraban fijamente a los ojos.

tumblr_m6r52yT6vz1rwvm25o1_400 Medusa

Mary Valentis y Anne Devane señalan que cuando preguntaban a las mujeres cómo les parecía que era la ira femenina, siempre era Medusa, el monstruo mitológico con serpientes en la cabeza, lo que les venía a la mente, aunque ninguna de las mujeres que entrevistaron podía recordar los detalles del mito.

Medusa

Aunque los pintores de vasijas y talladores de relieves griegos antiguos imaginaban a Medusa y sus hermanas como seres nacidos con forma monstruosa, los escultores y pintores del siglo V empezaron a imaginarla como hermosa a la par que terrorífica. En una oda escrita en el 490 a. C. por Píndaro ya se habla de la «Medusa de bellas mejillas».4 En una versión posterior del mito, narrada por el poeta romano Ovidio,5 Medusa era originalmente una hermosa doncella, «la celosa aspiración de muchos pretendientes» y sacerdotisa del templo de Atenea, pero cuando fue violada por el «Señor del Mar» Poseidón en él, la enfurecida diosa transformó su hermoso cabello en serpientes. Atenea esperaba esas actitudes de un dios como Poseidón, convirtiendo a la víctima automáticamente en el criminal. Para Medusa, ser violada representaba un crimen, debido a que una sacerdotisa de Atenea debía mantenerse célibe como requisito para servir a la diosa.

fuente

medusa-walpaper-mitologico-7669

Algunas versiones dicen que fue Afrodita quien celosa de la cabellera de Medusa, la cambió por serpientes (lo cual no sería extraño ya que Afrodita ha sido famosa por su brutalidad contra las mortales cuando las creian demasiado bellas dado su gran ego).

“Admit it. You aren’t like them. You’re not even close. You may occasionally dress yourself up as one of them, watch the same mindless television shows as they do, maybe even eat the same fast food sometimes. But it seems that the more you try to fit in, the more you feel like an outsider, watching the “normal people” as they go about their automatic existences. For every time you say club passwords like “Have a nice day” and “Weather’s awful today, eh?”, you yearn inside to say forbidden things like “Tell me something that makes you cry” or “What do you think deja vu is for?”. Face it, you even want to talk to that girl in the elevator. But what if that girl in the elevator (and the balding man who walks past your cubicle at work) are thinking the same thing? Who knows what you might learn from taking a chance on conversation with a stranger? Everyone carries a piece of the puzzle. Nobody comes into your life by mere coincidence. Trust your instincts. Do the unexpected. Find the others…”

― Timothy Leary

http://www.goodreads.com/quotes/514216-admit-it-you-aren-t-like-them-you-re-not-even-close

http://www.findtheothers.org/

http://saintnicksbytes.blogspot.com.es/2009/09/too-bad-its-monday-jokes-humor_21.html