Skip navigation

Tag Archives: Minority Report

Y si la tarea de cualquier gran artista es solo crear cosas hacia las que ellos personalmente sienten una fuerte afinidad? Rob Bryanton

Allá voy, enlazando lo que me venía a la mente mientras leía este artículo: Jean Baudrillard: “Simulacro y Simulaciones” 

El simulacro nunca es aquello que oculta la verdad – es la verdad lo que oculta que no hay verdad alguna. 
El simulacro es cierto. 
Ecclesiastes 

Lo busqué porque había estado viendo un documental: Enron, los tipos que estafaron a América y, en algún momento, alguien dice:

“El fraude era lo que se percibía. (Y) lo que se percibe es real”

Así comenzó esta historia:

…la alegoría más adecuada de la simulación (es) el cuento de Borges donde los cartógrafos del Imperio dibujan un mapa que acaba cubriendo exáctamente el territorio: pero donde, con el declinar del Imperio, este mapa se vuelve raído y acaba arruinándose, unas pocas tiras aún discernibles en los desiertos …

este ‘mapa raído y arruinado’ me parece una buena descripción de la situación actual…

La simulación no es ya la de un territorio, una existencia referencial o una sustancia. Se trata de la generación de modelos de algo real que no tiene origen ni realidad: un “hiperreal”.

“Se cree que es la profunda interconexión del sistema financiero la que facilita la vida en la Tierra y que sin una banca funcionando las 24 horas del día volveríamos a la edad de piedra. Eso es falso.”
Marco Antonio Moreno

(la cita de Marco Antonio Moreno me pareció de lo más adecuada para lo que sigue en Baudrillard)

El territorio ya no precede al mapa, ni lo sobrevive. De aquí en adelante, es el mapa el que precede al territorio, es el mapa el que engendra el territorio

(!!!!!…es posible la vida sin sistema financiero?!!! probablemente algunos escépticos dirán que…No.)

Sigue Baudrillard:

y si reviviéramos la fábula hoy, serían las tiras de territorio las que lentamente se pudren a lo largo del mapa. Es lo real y no el mapa, cuyos escasos vestigios subsisten aquí y allí: en los desiertos que no son ya más del Imperio, sino nuestros. El desierto de lo real en sí mismo.

Cómo no traer aquí a Matrix? !!!

Pero sigamos en la fábula que nos ocupa…ésa que percibimos (por tanto, es real…¿???)

De hecho, incluso invertida, la fábula es inútil. Quizá sólo queda la alegoría del Imperio. Puesto que es con el mismo imperialismo con el que los simuladores de hoy en día intentan que todo lo real coincida con los modelos de simulación.

¿Cómo definirías lo “Real”? Morfeo

(no vamos a meternos demasiado en que “es real”…)

“Del mismo orden que la imposibilidad de redescubrir un nivel absoluto de lo real,

es la imposibilidad de representar una ilusión. La ilusión ya no es posible, dado que lo real tampoco es ya posible. Es el problema político completo de la parodia, de la hipersimulación o de la simulación ofensiva, el que se plantea aquí.”

Juntar en una frase “problema”, “político” y “parodia” , es en esencia, el punto sobre el que se originó este pequeño Big Bang, es decir, este intento de “crear cosas hacia las que siento afinidad”.

La parodia hace equivalentes la obediencia y la transgresión (flashforward)

I

I

V

“Por ejemplo: sería interesante ver si el aparato represivo no reaccionaría más violentamente ante *un delito* simulado que ante uno real…”

-imagina una flota de camiones repartiendo banderas americanas…(todos hemos visto V de Vendetta, no?)-

Según el sitio geekosystem.com y las leyes federales de Estados Unidos, el realizar una bandera (sin importar que sea ficticia y de promoción) con el símbolo de los Asesinos agregado es un delito federal. Pero por lo general no suele suceder nada legal.

“…en resumen, te encontrarás sin remedio inmediatamente en lo real, una de cuyas funciones es precisamente devorar cualquier intento de simulación, para reducirlo todo a un poco de realidad.”

(la simulación de un delito será castigada, más o menos duramente, como un delito real? *)

“En esta imposibilidad de aislar el proceso de la simulación debe verse todo el empuje de un orden que sólo puede ver y entender en términos de “un poco de realidad”, dado que no puede funcionar en ningún otro lugar.”

Aquí entiendo que “el orden” (La Ley?) dictará algún tipo de medida de contención (alguna ley?) para evitar que en el futuro la peña se le desmadre y acabe todo en un berenjenal de ficciones y simulaciones, donde, por ej…., todo el mundo juega a ser Bonnie & Clyde…(“Perdone, Sr Agente: no estoy atracando este Banco, estoy simulando ser Bonnie Parker…” )

O…a lo grande, directamente

“…instaura una pequeña anarquía, altera el orden establecido y comenzará a reinar el Caos” – Joker


¿Qué opina Baudrillard al respecto?

*La simulación de un delito, será castigada con mayor ligereza (porque no tiene “consecuencias”), o será castigado como ofensa a lo público (por ejemplo, se hizo una operación policial “por nada”). Nunca como una simulación, puesto que precisamente como tal no hay equiparación con lo real

(…es una “paradoja fundamental”???)

y por tanto tampoco represión. El reto de la simulación es irrecibible (*) por el poder. ¿Cómo puedes castigar la simulación de virtud? Y aun así es tan seria como la simulación de un crimen. La parodia hace la obediencia y la transgresión equivalentes, y eso es el crimen más serio, dado que cancela la diferencia respecto a la que la ley está basada.

*Acto que no puede conocerse por estar viciado

Imposible no hacer la conexión…

Nada es Verdad…Todo está permitido

Entiendo(aunque pueda ser que no entienda….) que una sociedad civilizada, donde ponemos reglas para que sea posible la convivencia, La Ley (representando ese necesario “orden”) es un artefacto creado por nosotros (“un simulacro de segundo orden”), y que una simulación de alteración (de ese artefacto, la ley) está en otro nivel

El orden establecido no puede hacer nada contra ello, puesto que la ley es un simulacro de segundo orden mientras que la simulación es de tercero, más allá de lo verdadero y lo falso, más allá de las equivalencias, más allá de las distinciones racionales sobre las que funcionan el poder y lo social. Así pues, fallando en lo real, es aquí donde debemos apuntar al orden.

(creo -es más, estoy segura de que – la última frase no la entiendo…)

…ver el futuro sería como simular una posibilidad (de alta probabilidad, pero no la única) de futuro?

Se podría considerar que en Minority Report se castiga por una simulación?

“No nos engañemos. No han cometido ningún crimen”- “Pero lo harán. Es una certeza metafísica. Ven el futuro y nunca se equivocan”- “Pero no es el futuro si lo paras. Es una paradoja fundamental.”- “Lo es.”

“Por esto es por lo que el orden siempre opta por lo real. En un estado de no-certeza, siempre prefiere asumir esto. Pero esto se hace cada vez más y más difícil, puesto que es pragmáticamente imposible aislar el proceso de simulación. A través de la fuerza de la inercia de lo real que nos rodea, el inverso también es cierto (y esta misma reversibilidad forma parte del aparato de simulación y de la impotencia del poder): es decir, ahora es imposible aislar el proceso de lo real, o probar lo real.”

(Aquí me parece que hay cosas útiles,aunque aún no las veo de una manera clara…). Me viene a la cabeza una frase de Minority Report“Señor Marks, por orden de la División Precrimen del distrito de Columbia le detengo por el futuro asesinato de Sarah Marks y Donald Dubin que iba a suceder hoy”… )

Pero, va a ser que la propaganda (que tantas alegrías les trajo a  Hitler&Cía) sigue funcionando tan bien como el primer día…

La única arma del poder, su única estrategia contra esta derrota, es reinyectar realidad y referencialidad en todos lados, para intentar convencernos de la realidad de lo social, de la gravedad de la economía y las finalidades de la producción.

Reinyectar realidad!!! (tengo que buscar el artículo de pijamasurf sobre las celebrites como el nuevo Buda…“Es un actor. No es nada si nadie le mira”  The nines) y referencialidad (Una mentira repetida mil veces se convierte en una realidad?)

Conclusión:

un simulacro(también llamado mapa, también llamado sistema financiero) se extiende a si mismo, ocupando todo el territorio, hasta que “cubre” todo lo real: el simulacro es ahora lo real.

que no L’Oreal.

Ahora bien, como creo que- en este punto- es donde discrepamos-los que discrepamos- con esa realidad, ni pedida ni querida -, tal vez éste es un buen punto para pararse y recapitular:

A través de la fuerza de la inercia de lo real que nos rodea, el inverso también es cierto…

Para acabar (y liar), otra cita importante:

El mapa no es el territorio– Alfred Korzybski

Anuncios